RD con Lino Rivera y los Toros del Este se coronan Campeones en la Serie del Caribe

San Juan, Puerto Rico,- Los Toros del Este frenaron en siete la racha negativa de República Dominicana sin coronarse en la región, al doblegar la noche del viernes 9-3 a los Cardenales de Lara de Venezuela para conquistar el campeonato de la Serie del Caribe 2020 comandados por el dirigente puertorriqueño Lino Rivera.

Dominicana, que no ganaba desde 2012 cuando los Leones del Escogido se impusieron en Santo Domingo, tiene ahora 20 títulos en estos clásicos caribeños, líder absoluto de todos los tiempos. Venezuela lleva ahora 11 clásicos sin saber lo que es un cetro, ya que no gana uno desde 2009 (Tigres de Aragua).

El primera base Peter O’Brien fue declarado el Jugador Más Valioso.

Puerto Rico, que fue la sede de la Serie por primera vez desde 2015, nuevamente en el estadio Hiram Bithorn, tiene 16 cetros caribeños pero falló nuevamente en su intento por coronarse en su casa, lo que no ocurre desde 1995. Una noche antes, el jueves, los propios Toros del Este se encargaron de eliminar a los Cangrejeros de Santurce en una de las dos semifinales. Venezuela superó en la otra a México.

Rivera, de paso, vio su sueño cumplido luego de fracasar en cuatro viajes previos a la Serie del Caribe, tres con Puerto Rico y otro con Dominicana en 2018 (Áquilas Cibaeñas), año en que los Criollos de Caguas de Puerto Rico ganaron su segundo trofeo consecutivo del área.

El jueves en la noche, en conferencia de prensa luego de eliminar a los Cangrejeros, Rivera había dicho a preguntas de la prensa, que si lograba el campeonato lo dedicaría a la memoria de su padre, quien falleció tan reciente como el pasado 23 de diciembre. Y el riopedrense pudo cumplir esa promesa en su propia tierra, ante 12,460 aficionados que pagaron por ver el encuentro, en su gran mayoría dominicanos.

Y con esa ventaja de ‘parque local’, los Toros explotaron ofensivamente como ningún otro equipo pudo hacerlo en toda la Serie del Caribe, con 12 imparables y nueve anotaciones. El puntillazo llegó en la octava entrada. Fue un golpe mortal a las aspiraciones de Venezuela que venía de acercarse 6-3.

Jorge Mateo pegó doble, Rubén Sosa recibió boleto, y tras un out forzado en la intermedia, Dominicana colocó hombres en las esquinas. Acto seguido el bateador emergente FélixPie conectó sencillo por tercera base empujando la séptima carrera de los Toros.

Todavía con dos corredores en circulación, Peter O’Brien recibió pelotazo y Abraham Almonte disparó doblete al bosque derecho para coronar el rally de tres carreras que resultó decisivo.

Dominicana venía de romper el hielo temprano en el juego, gracias a un sencillo impulsador de una carrera de Rubén Sosa, en la tercera entrada, para encender las gradas.

Agrega un comentario 💬